Comida sana

GLUTEN – MITOS Y REALIDADES

julio 21, 2015

Hoy en día las dietas gluten free o libre de gluten se han convertido en una moda para muchos. Es la etiqueta que llevan muchos de los alimentos que hoy encontramos en el mercado. Mucha gente busca alimentos libres de gluten o la dieta porque el gluten “engorda”, sin saber si una dieta libre de gluten realmente le va a beneficiar o no.

Definitivamente existen condiciones médicas, como la enfermedad celiaca, por ejemplo, que requieren que se elimine el gluten 100% de la dieta, pero ¿cómo saber si tengo una de ellas? Y si no la tengo, ¿realmente me beneficia una dieta libre de gluten?

PRIMERO LO PRIMERO¿qué es el gluten? y ¿cómo es una dieta libre de gluten?
El gluten es una proteína compuesta de dos proteínas, llamadas gliadina y gluteina, que se encuentra en el trigo y granos como la cebada, centeno y algunas veces en la avena (en su naturaleza es libre de gluten, pero en su cultivo y/o por los procesos de la industria alimentaria es “contaminada” con trigo, por lo tanto con seguridad una avena etiquetada como “libre de gluten” sería la apropiada). Una vez que se mezclan estas proteínas, son las responsables de darle elasticidad y textura a algunos alimentos, como el pan, por ejemplo.

En una dieta libre de gluten, estos granos y cualquier alimento o ingrediente derivado de ellos, debe ser eliminado de la dieta. Los más evidentes son los panes, pastas y productos horneados hechos con harinas que contengan gluten, pero igualmente existen salsas, aderezos, sopas o alimentos procesados que puedan contener pequeñas cantidades de ingredientes derivados del gluten.

Bueno, ahora que sabemos el significado de lo que es el gluten y una dieta libre de gluten, quisiera comenzar a plantearnos preguntas, evaluar MITOS y REALIDADES alrededor del gluten para que tú decidas, ya que hoy por hoy existen conceptos erróneos de seguir esta dieta.

¿ES MÁS SALUDABLE?
Muchas veces es promocionada para perder peso o porque es “más saludable” comer sin gluten, pero todas estas afirmaciones carecen de evidencia. La dieta libre de gluten CLARO que es más saludable para personas con desórdenes relacionados, pero no existe evidencia científica que sea benéfica para quien no tiene estas condiciones.

¿CUALQUIER PERSONA PUEDE HACER UNA DIETA LIBRE DE GLUTEN?
CIERTO. Cualquiera puede hacerlo, pero debes preguntarte porqué eliminarías algo de tu dieta si no representa ningún peligro para ti. También es importante considerar que los alimentos “gluten free” suelen ser más costosos, hasta casi el doble que los normales.

¿ME AYUDARÁ A NO ENGORDAR, PERDERÉ PESO?
CIERTO Y FALSO. La presencia o ausencia solamente del gluten no está correlacionado con la calidad de la dieta. Lo que es importante es la SELECCIÓN DE ALIMENTOS que se eligen en la dieta, ya sea libre de gluten o no. Si tu en tu dieta incluyes grandes cantidades de panes, pastas y galletas (especialmente aquellos hechas de harinas refinadas) y cambias a una dieta libre de gluten, en la cual eliminas estos alimentos, incrementando frutas, verduras y otras comidas saludables libres de gluten, entonces la dieta derivada probablemente será más saludable y CLARO que perderás peso y pueden mejorar MUCHOS de tus síntomas. Por otro lado, si sustituyes panes, pastas y galletas libres de gluten en la dieta, sin incrementar el consumo de alimentos saludables libres de gluten como las frutas y verduras, puedes empeorar la calidad de tu dieta, dado que muchos alimentos procesados libres de gluten son MÁS bajos en fibra, vitaminas y minerales que alimentos equivalentes que contienen gluten. Además este tipo de dieta libre de gluten puede ser más alta en calorías (y si comes más de las que quemas, aumentarás de peso), ya que muchos productos procesados libres de gluten, se encuentran adicionados con otros ingredientes y pueden contener niveles más altos de grasa y/o azúcar para compensar los cambios de sabor y textura resultante de la eliminación del gluten.
EN CONCLUSIÓN: el gluten no está asociado directamente al peso.

¿SI QUITO EL PAN DE MI DIETA, ES LO MISMO QUE ELIMINAR EL GLUTEN?
FALSO. Aunque puede ser muy común que pensemos esto, la verdad es que el gluten se encuentra en muchos más alimentos de los que crees, por ejemplo: salsas, gravys, salsa de soya, embutidos como las salchichas, carnes para hamburguesa, algunos suplementos alimenticios, cacao en polvo, en la cerveza. Incluso alimentos etiquetados como “libres de trigo”, también pueden contener gluten, debido a que se encuentra en otros granos como ya lo mencioné anteriormente. (OJO con las etiquetas y la lista de ingredientes de alimentos procesados)

¿TODOS LOS GRANOS CONTIENEN GLUTEN?
FALSO. En las dietas libres de gluten se pueden incorporar otros granos como el amaranto, el maíz, la quinoa, arroz y avena (Recuerda: avena que tenga etiqueta “gluten free”).

¿QUIÉN SÍ debe seguir una dieta libre de gluten?
Las personas que padecen de enfermedad celiaca requieren una dieta libre de gluten. Como lo mencioné anteriormente, es una enfermedad autoinmune que con la ingesta de gluten causa daño a las células de su intestino delgado que puede llevar a serios problemas de salud relacionado a deficiencia de nutrientes. Los síntomas pueden incluir diarrea o estreñimiento crónico, dolor abdominal frecuente, flatulencia, cansancio, hormigueo o entumecimiento en manos y pies, dolor en las articulaciones, infertilidad, baja densidad de los huesos (osteopenia u osteoporosis), pérdida de peso y puede retardar el crecimiento en niños. Sin embargo, muchas veces no hay ninguna manifestación de síntomas, pero el daño continúa.
La enfermedad celíaca es hereditaria y afecta aproximadamente al 1% de la población y para desarrollarla se requiere de 3 cosas: 1) haber heredado el gen, 2) consumir gluten, 3) algo que detone la enfermedad activando el gen. (estrés, trauma, infecciones virales, etc.)
La gente que experimenta síntomas al consumir gluten, pero que NO tienen la enfermedad celiaca pueden tener lo que recientemente se ha sido clasificado como sensibilidad al gluten no-celiaca, en esta condición NO existe un daño en el tejido del intestino delgado y no representa un peligro como la primera, lo que ocurre es que las vellosidades del tubo digestivo que permiten digerir los nutrientes se atrofian. Pero para ambas condiciones el único tratamiento es la eliminación del gluten en la dieta. (OJO: ninguna de las dos está clasificada como una alergia)

¿QUÉ HACER SI PIENSO QUE EL GLUTEN PUEDE ESTAR CAUSANDO MIS SÍNTOMAS? ¿PUEDO AUTODIAGNOSTICARME LA ENFERMEDAD CELIACA O INTOLERANCIA AL GLUTEN?
La respuesta es NO. Cito al Dr. Alessio Fasano, fundador del Univeristy of Maryland Center for Celiac Research, para que responda por mi: “La gente no decide por sí misma que tiene diabetes y comienzan inyectarse insulina, entonces, ¿por qué se auto diagnosticarían cuando se trata del gluten?” Lo mejor que puedes hacer es acudir con un especialista, ya que es importante evaluar otras posibles causas de los síntomas, ya que se puede confundir con otro problemas como cáncer gástrico o síndrome de intestino irritable.

¿CÓMO SON DIAGNOSTICADAS LA ENFERMEDAD CELIACA Y LA SENSIBILIDAD AL GLUTEN NO-CELIACA?
 Se evalúa la historia clínica, síntomas, se realiza: 1) Prueba sanguínea para ver evaluar una respuesta de anticuerpos al gluten. 2) Si son positivas, el siguiente paso es una endoscopia. 3) La endoscopia con bipsia muestra la célula intestinal dañada característica de la enfermedad celiaca. (considerada estándar de oro del diagnóstico, la más asertiva)
Actualmente no existe prueba específica de diagnóstico para la sensibilidad al gluten no-celiaca; es un diagnóstico de “exclusión.” 1) Se realizan las pruebas de la enfermedad celiaca. 2) Se excluye la alergia al trigo y otras posibles causas de los síntomas. 3) Se descartan todas las condiciones mencionadas y si el paciente responde bien a una dieta libre de gluten entonces se puede hacer el diagnóstico de sensibilidad al gluten no-celiaca.
Les comparto como se diagnostica para que se den cuenta que NO ES FÁCIL su diagnostico, no es nadamas porque mejoré , me sentí mejor, me hice la prueba de las intolerancias / alergias ya puedes decir con certeza que padeces alguna de las enfermedades antes mencionadas.

EN CONCLUSIÓN…
Sé que quienes están de acuerdo con las dietas libres de gluten advierten que puedes tener alguna intolerancia que no sea atribuible a la enfermedad celíaca y que son una epidemia para miles de personas , mientras otras personas la hacen por la popularidad de los alimentos. Sin embargo, aún siguen investigaciones de posibles síntomas relacionados a otros problemas de salud, pero hoy por hoy no se le puede atribuir, científicamente hablando, que el gluten sea la causa.
Viéndolo desde la perspectiva saludable, el gluten constituye una buena y natural fuente de proteínas necesarias para nuestro organismo. Comidas con esta proteína como, cereales integrales, pastas y alimentos de grano entero son excelentes para nuestra salud e incorporarlos a nuestra alimentación son una buena opción para consumir un adecuado aporte de fibra y nutrientes.

Personas que NO han sido diagnosticadas con cualquiera de las enfermedades antes mencionadas piensan erróneamente que una dieta libre de gluten generaría beneficios para ellos también. Pero no ha habido investigaciones que aprueben estos argumentos, al contrario esto puede desequilibrar la dieta, sobre todo en niños. Incluso en investigaciones recientes con evidencia científica sugieren que una dieta sin gluten podría perjudicar la salud intestinal en personas que no sufren enfermedad celiaca o sensibilidad al gluten no celíaca.

Ya que tienes toda la información, quienes decidan hacer una dieta libre de gluten pero quien NO la necesita, tienen que estar conscientes que NO es más saludable e incluso puede ser deficiente en ciertas vitaminas, minerales y fibra si no se realiza de la manera adecuada. Una vez más, antes de decidir eliminar cualquier alimento de tu dieta, acude con un especialista, trata de mejorar tu alimentación a una alimentación más natural, de incluir alimentos saludables, buena combinación de grupos de alimentos, etc. Además, aun cuando esté justificado con un diagnostico médico, eliminar el gluten de la dieta no es algo fácil de llevar a cabo, es un paso muy serio que requiere de asesoramiento profesional.

– Delia González
Lic. En Nutrición y Bienestar Integral
IG @alive.nutrition
ALIVE NUTRITION

Disfruta tu día, que es único !

You Might Also Like

  • Reply SERGIO ELIOT RODRÍGUEZ agosto 1, 2015 at 12:24 pm

    Hola Brenda!!
    Muchas gracias por este artículo. Me proporciona suficientes referencias acerca del Gluten para tomar decisiones informas a la hora de elegir qué comer. Fíjate que quedó muy marcado en mi memoria las primeras veces en que empecé a escuchar del Gluten. Fue cuando hace tiempo en un Shala al que iba a práctica de yoga, una compañera comentó sobre una página donde publicaban recetas vegetarianas “y a veces Gluten free” (literal) así que inmediatamente lo asocié a que eran alimentos posiblemente libres de panes, y por lo tanto más favorables para mantener una figura delgada. No mucho tiempo después otra compañera comentó ser paciente de la enfermad celiaca, por lo que compraba (sino mal recuerdo) panes a base de naranjas, u otros ingredientes, y que era caro. Debido a estas dos interacciones con el concepto del Gluten fue que en cierta manera lo satanicé, puesto que inmiatamente lo asocié al escenario que menciona el artículo donde aparecen “panes, pastas y galletas ” de harinas refinadas. Me alegra alegra estar mejor informado en este tema, gracias a tu artículo. Que tengas un lindo día en adelante. Saludos!

  • Leave a Reply