Comida sana

Tips para unas vacaciones saludables

julio 27, 2015
Tips Vacaciones Saludables

¿A quién no le gusta irse de vacaciones? Es tan agradable relajarte y estar sin preocupación alguna. Si has estado siguiendo un plan de estilo de vida saludable puede que sientas que te encuentras totalmente descarrilado mientras estás de vacaciones. Aunque estoy totalmente de acuerdo que las vacaciones son un momento para relajarnos, soltarnos el pelo y disfrutar un poco, podríamos correr el riesgo de tirar meses de tanto trabajo y esfuerzo en cuestión de pocos días. Aunque no me lo crean SÍ sucede, ¿cuántas veces no hemos escuchado que “Fulanita se fue a un crucero y en una semana aumentó 5 kg”? bueno, eso solo sucede si realmente vas a comer y tomar de TODO sin preocupación alguna y te pudo haber valido por completo lo que elegías.

Para aquellos de ustedes que están preocupados por mantenerse saludables en sus vacaciones, he reunido algunos consejos para ayudarlos a permanecer por el buen camino mientras se divierten y disfrutan un poco de la vida.

Primero que nada.. LA COMIDA
La mayoría de nosotros comemos en restaurantes cuando estamos de vacaciones, es un gran alivio dejarnos consentir, más aún cuando nos toca cocinar todos los días. Sin embargo, tan bonito como es el ser atendido, comer fuera de casa es una de las áreas donde la mayoría de las personas se salen de su estilo de vida saludable sin darse cuenta. Pero, ¿porqué podría ser tan prejudicial comer fuera? A la hora de comer hay cinco cosas muy importantes a considerar:

TAMAÑO DE LAS PORCIONES. Muchos restaurantes sirven porciones más grandes de lo que estamos acostumbrados a comer y nosotros tendemos a comer más cuando hay más alimento delante de nosotros sin ni siquiera pensarlo. Esto a menudo nos hace comer en exceso y nos empuja más allá del punto a sentirnos muy llenos. No te sientas mal cuando dejes comida en el plato si ya estas verdaderamente satisfecho y terminaste de comer, lo puedes pedir para llevar o si no, pide al mesero que te lo retire para que no comas de más.

MODERACIÓN. Dependiendo de la elección del restaurante, estamos contemplando un menú que probablemente se encuentre alto de grasas saturadas, colesterol, sodio y bajo en vegetales y carnes magras. El secreto es encontrar el equilibrio y todo con moderación. Una manera sencilla de hacer esto es compartir con un amigo o alguien de tu familia algún platillo. Al compartir unas papas fritas, todavía estás dejando espacio para tu ensalada con tu pescado o pollo. Lo mismo sucede con el postre. Compartiendo la comita con alguien más significa que hay una menor probabilidad de irte del restaurante con el estómago a punto de estallar, sintiéndote con el famoso mal del puerco jaja. Muchas personas piensan que “darse el gusto” significa que pueden ir a todos lados a comer fuera y comer todo lo que quieran durante toooodo el viaje, pues déjenme les digo… error número uno. La clave está en tratar de incorporar lo más que puedas frutas y verduras en cada comida, ya que estos alimentos son más altos en fibra y nutrientes y nos ayudarán a mantenernos satisfechos por mayor cantidad de tiempo.

TIEMPOS DE COMIDA. NO dejes pasar tanto tiempo sin comer. Yo sé que con las actividades a veces resulta difícil y se nos pueden pasar las comidas o no haces snacks, pero hay que tratar de realizar al menos las tres comidas principales: desayuno, almuerzo/comida y cena. De esta manera, es menos probable que te den antojos y quieras a cada rato ir por el postre o que andes inventando por qué ir de comer o picar algo.

BEBIDAS. ¡¡¡OJOO!!!! Tomarte un o refresco puede ser un verdadero placer cuando estamos de vacaciones, pero es importante que elijas el AGUA como tu bebida de preferencia con la mayoría de las comidas. Beber refrescos o jugos solo porque “ahí está” lo único que hará es añadir muchas calorías innecesarias a tu ingesta diaria. Añadir azucares simples a tu dieta es algo que definitivamente no quieres hacer o exagerar durante tus vacaciones, especialmente cuando no estamos haciendo ejercicio. Tip: toma mínimo 2 L de agua al día, si estás en un país en vías de desarrollo prefiere agua embotellada.

GUARCNICIONES. Ten cuidado cuando pidas aperitivos, entradas o guarniciones. En lugar de sumergir en aderezo ranch la papita, trata de mejor utilizar salsas naturales o hummus. Elige siempre una ensalada o verduras al vapor en lugar de cosas fritas o freídas. Si traes mucho, mucho antojo por esos aros de cebolla, elige un día donde tus comidas hayan sido un poco más ligeras y disfrútalos sin ningún remordimiento.

Ahora el ALCOHOL, dato importantísimo, son calorías vacías que hacen que tu metabolismo se vuelva mucho más lento, causa deshidratación por lo que provoca la pérdida de masa muscular y retención de líquidos (si quieres lucir un bikini espectacular, el alcohol no es tu mejor amigo). Yo sé que a algunos nos encanta tomar algo de vez en cuando, pero si exageramos y tomamos de más, lo que ocasionará es que habrá unos kilitos de más. Trata de elegir vino, champaña o cualquier alcohol (vodka, tequila, whisky) con agua mineral, de preferencia natural, con algunas rodajas de limón o alguna fruta para que le de un saborcito diferente. Toma con moderación. Trata de evitar la cerveza, el problema de la cerveza no son las calorías, si no que como contiene cebada tiende a inflamar y además por su contenido de alcohol (…y cuando nos están cayendo como agua) tendemos a excedernos y ahí es cuando es el problema. Como consejo y te encanta la cerveza, puedes tomarte una que sea light y luego ya le cambias a tu cóctel.

Yo sé que puede ser muy tentador cuando estamos fuera y querer ir a todos lados y comer y tomar como si no hubiera mañana, nada mas recuerda que te alcanzará o se te regresará si no tienes un poco de cuidado. Estar de vacaciones solo significa modificar tus opciones de alimentos y bebidas que encajen en tu estilo de vida. Haz un poco de research antes de salir y busca cafés y restaurantes que tengan variedad de alimentos en los que puedas elegir, sobre todo alimentos que no sean grasosos o fritos.

Segundo… PERMANECE ACTIVO
Sé que lo último que quieres hacer cuando estas de vacaciones es ir al gimnasio. Nadie esta diciendo que vayas, peeeroo aún puedes mantenerte activo de otras maneras. Usa tu entorno a tu ventaja, obvio depende de donde estés. Por ejemplo, si estás de vacaciones en la playa, intenta salirte a caminar en las mañanas unos 30 min o busca actividades como deportes acuáticos, surf, bucear, ski en agua, etc. Además de que seguro te la pasarás increíble, te ayudará a mantener tu metabolismo más activo. Si te toca ir a una ciudad diferente, trata de caminar lo más posible que sea en lugar de agarrar un taxi, por ejemplo. Siempre hay que buscar razones para estar fuera y activos. Si lo piensas bien, tienes muchísimas opciones, solo tienes que ser creativo.

Si eres de los que realmente le tiene amor al gimnasio incluso cuando esta de vacaciones, despiértate temprano y consigue una sesión rápida antes de salir a tus actividades del día. Te sentirás mucho mejor al realizar algún tipo de ejercicio y créeme tu cuerpo te lo agradecerá. Mi mayor consejo sería que camines por todas partes y en cualquier lugar que puedas, además caminar es una gran manera de conocer todos los lugares, de explorar un poco la ciudad y poder sumergirte en la cultura y lo mejor de todo es que la mitad del tiempo no te darás cuenta realmente de lo que has caminado porque estás entretenido.

Espero que estos consejos te ayuden y recuerda las DOS cosas más importantes, disfruta con moderación y se lo más activo posible.

– Delia González
Lic. En Nutrición y Bienestar Integral
IG @alive.nutrition
ALIVE NUTRITION

¡Felices vacaciones!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply