Comida sana

¿CON CUAL ACEITE DEBO COCINAR?

agosto 25, 2015

Hay muchos tipos de aceites que existen, y puede ser que muchas personas no se den cuenta de qué algunos puedes ser más adecuados para ciertos métodos de cocción que otros.

Por ejemplo, ¿has escuchado sobre los “riesgos” de cocinar con aceite de oliva? O ¿te han comentado la tía o amiga que ahora cocina TODO con aceite de coco y que todo le sabe a playa?

La verdad es que hay muchos mitos sobre el uso de los aceites en la cocina, en especial el uso del aceite de oliva.

Hoy me estoy centrando en hablar de algunos de los aceites más comunes, considerados como los “más” saludables y destacando algunos PROS y CONTRAS de cada uno para que tu evalúes el porque y cuando y donde alomejor puedes incorporar su uso y obtener el beneficio de todos.

ACEITE DE OLIVA
PROS
Es considerado como el aceite para un “corazón saludable”, ya que nos ayuda a mejorar niveles del colesterol “bueno” (HDL) y disminuye los del colesterol malo (LDL). Relacionado a beneficios de salud como prevención del cáncer, diabetes, artritis, asma, CONTROL de PESO, etc.
Este tipo de aceite es más adecuado para preparaciones de platos frío y aderezos para ensaladas, ya que al no calentarlo, permanece mono insaturado. Si no estas seguro qué tipo de aceite de oliva comprar, recomiendo que si lo vas a utilizar para platos fríos y ensaladas, el extra virgen sería el ideal ya que tiene una mayor cantidad de antioxidantes y tiene un mejor sabor. TIP: mézclalo con jugo de limón y vinagre balsámico, agregando hierbitas de olor y queda delicioso.
Lo importante de cocinar con CUALQUIER aceite es que NO se caliente sobre su punto de ebullición (temperatura en la cual ha grasa o el aceite se desestabiliza y “rompe” y comienza a producir las famosas grasas TRANS llamadas sustancias tóxicas para nuestros organismo). PERO el aceite de oliva tiene un punto de ebullición más alto (210C 410 F vs. 170C de aceites de otras semillas), por lo que tarda MÁS en saturarse, está lo suficientemente arriba de la temperatura ideal para cocinar (180 C o 356 F)…por lo que no afecta cuando se caliente, inclusa se reutiliza para cocinar. ** Esto va relacionado a la calidad, entre más extravirgen tiene un punto de ebullición MÁS alto, que son una excelente opción, pero también algo caros.

CONTRAS

Se puede volver rancio muy fácilmente así que es mejor almacenar en un lugar obscuro y fresco.
Como se ha mencionado anteriormente, este aceite no es apto para cocinar a altas temperaturas (pero muuuy altas), SÍ descompone cuando se calienta a MUY altas temperaturas, como cuando vas a FREÍR. OJO: Normalmente NO utilizan este tipo de aceite para las papitas a la francesa en los restaurantes.
Como ya lo mencioné anteriormente el aceite de oliva extravirgen, pueden ser una opción algo cara.

ACEITE DE COCO
PROS
Es uno de mis favoritos, pero no necesariamente sólo para los alimentos. Se puede utilizar como un gran tratamiento para hidratación de tu piel y tu cabello.
Rico en ácido láurico (TCM), un ácido graso que se *cree ayuda a mejorar niveles de colesterol.
Contiene Triglicéridos de Cadena Media (TCM), que son de fácil absorción, ya que no utiliza carnitina para su metabolismo, por lo cual NO quema calorías al ser consumido y es utilizado directamente como fuente de energía. Ideal para personas con bajo peso, problemas de desnutrición, problemas o padecimientos de malabsorción de grasas.
Es estable para cocinar. Ideal para platos que requieren cocción a temperatura baja-media, como sopas, guisos, horneados y postres crudos.
Le da un sabor delicioso y diferente a tus postres y preparaciones de platillos dulces.
Dura muchísimo, se puede almacenar durante meses sin que éste se haga rancio.
Ayuda a que le des variedad a las preparaciones de tus alimentos, si deseas utilizarlos puedes usarlo unas dos veces por semana.

CONTRAS
Es MUY denso en calorías y tiene un MAYOR contenido de grasas saturadas en comparación con otros aceites. Si abusamos de grasas saturadas (consumo mayor al 10% de tu alimentación) pueden incrementar la inflamación a nivel celular.
Por su contenido de TCM, NO quema calorías al ser consumido y es utilizado directamente como fuente de energía. En exceso de éstos se almacena como GRASA CORPORAL, por lo que NO necesariamente perderás peso si lo agregas a tu dieta. Mi recomendación: si lo que buscas es bajar de peso NO es una mejor opción vs. otros aceites vegetales.
Contiene tocotienoles (vitamina E, antioxidante) que se degradan durante la cocción, que este beneficio se pierde si lo utilizas para cocinar.
Tiene un sabor muy distinto, que puede alterar el sabor del plato en general.
La investigación del uso del aceite de coco es limitada aún.*

ACEITE DE CANOLA
PROS
En comparación con otros aceites para cocinar, el aceite de canola es más bajo en grasas saturadas.
También contiene ácidos grasos omega-3, que son esenciales para una buena salud.
Al igual que el aceite de oliva, tiene un punto de ebullición alto (210C / 410 F), haciendo bastante versátil para un número de métodos de cocción

CONTRAS
Una gran parte del aceite de canola disponible dentro de las tiendas se deriva genéticamente de cultivos transgénicos. Si lo quieres utilizar, entonces recomiendo seleccionar versiones que sean libres de SGM (sustancias genéticamente modificadas). No es el aceite que yo uso regularmente, debido a que existe mucha controversia en torno a su calidez.
Se puede volver rancio fácilmente, así que se tiene que almacenar en un lugar freso y obscuro.

Estos son sólo algunos hechos generales sobre aceites de cocina típicos. Todos ellos tienen una variedad de usos a la hora de cocinar. Siempre intento seleccionar el aceite que es más adecuado para el método de cocción y lo más importante para el sabor de mi plato. Independientemente del opción de aceite, es importante recordar que son MUY densos en calorías y por lo tanto TODOS deben usarse con moderación.

Yo utilizo en la mayoría de mis platillos el aceite de oliva extra virgen, es el que siempre tengo en mi casa y lo utilizo casi para todo. En realidad como lo que buscamos en tener una alimentación balanceada o una vida saludable o si te encuentras en un régimen de alimentación, al menos intentar entre semana, sin contar los chiflazones del fin de semana, creo que el aceite de oliva es la mejor opción y es mi recomendación a utilizar 100%, ya que es el que cuenta con mayor validez científica sobre sus beneficios a tu salud. NO te vas a poner a freír unas papas si lo que buscas es bajar de peso o incluso mantenerte, porque aunque utilices el aceite de coco “porque ya está saturado”, necesitarías una mayor cantidad para que logres las características de freído en tu platillo, por consecuencia, aumentarás las calorías que consumes. Igualmente, no porque ahora te pongas a cocinar TODO con aceite de coco bajarás de peso, no lo estigmatizo, yo misma lo incluyo en mi alimentación pero SIEMPRE con moderación.

Delia González.
IG @alive.nutrition
ALIVE NUTRITION

You Might Also Like

Leave a Reply