Yoga

¿Porque a veces lloramos cuando practicamos Yoga?

septiembre 17, 2015
Practicar yoga y llorar

Una de los motivos por los cuales decidí abrir este blog es para compartir mis experiencias de todo un poco. En el caso de la practica de yoga ha sido toda una aventura desde que comencé a hacerlo.

Como he comentado en varias ocasiones cuando comencé a practicar yoga fue en una etapa muy critica de mi vida, mientras mi divorcio estaba en tramite, mi mama por otro lado se la estaba carcomiendo el cancer junto conmigo y con todos los que la amabamos, así que mis emociones estaba a flor de piel.

Talvez por eso era uno de los motivos por los que me daban ansiedad y desesperaciones las clases, la posición de savasana era peor, me resultaba imposible aquietar la mente mientras que mi mundo en ese momento estaba vuelto loco.

Todo iba relativamente “normal” hasta que un día durante la relajación en savasana, pusieron el mantra Om Namo Bhagavagate cantado por Deva Premal, me rendí, esa es la palabra mi lucha por buscar la fortaleza en esa etapa, se desvanecía justo durante la relajación, tranquilizar los pensamientos no era opción sin embargo podía liberar la emoción, me daba pena que me vieran llorar o salir con los ojos rojos, aguantaba el llanto pero era imposible y así fue, era el mantra que Marina en ese entonces quien era mi maestra, religiosamente lo ponía, no se cuantos meses fueron pero lloraba siempre, lloraba lo que no podía hacer frente a mi mama.

Después de su muerte el llanto en savasana junto con Deva Premal no cesaba, no se en que momento ese dolor lo empece a transformar en recordar momentos agradables que vivi a su lado, mis meditaciones era recordar no sólo un momento sino recordar a detalle los abrazos de ella o las risas o el cabello, la sonrisa y hasta sus gestos, así que a través del Om Namo Bhagavagate me reunían con mi mama.

No siempre tienes que estar en una situación critica o extrema, aveces sucede que sin motivo y sin razón salen las lagrimas. Hoy en día puedo entender más que sucede, porque es frecuente ver a alguna compañero o alumno llorar, hay ciertas posturas que te pueden provocar llanto, no sólo en savasana que fue mi caso, puede ser después en hacer un saludo al sol, o un parado de cabeza o arcos. La practica en conjunto con el pranayama, nos transporta a otro nivel de consciencia, el sistema nervioso tranquiliza tu mente, también logrando ser más compasivos, más sensibles, aprendes a lidiar con el ego,a trabajar en el desapego, es un encuentro contigo mismo sin “velos”, con tu “niño” interior vulnerable y fuerte, viviendo tu presente, se trabaja no solo a nivel físico , sino también a nivel emocional, mental y por supuesto espiritual.

Así que si practicas yoga y en algún momento sientes ganas de llorar, déjate llevar por lo que sientes, vívelo, llorar no es de débiles llorar es de humanos es de estar vivo y vivir el presente, no te detengas por vergüenza, créeme que nadie va a llegar a preguntarte o hacerte alguna comentario que pueda incomodarte sino todo lo contrario y va a ser tan “sanador” el momento,como también tu practica.

¡Practica yoga y vive mejor!

You Might Also Like

23 Comments

  • Reply Minerva septiembre 19, 2015 at 7:10 pm

    Te sigo desde hace muchos meses y nunca te habia sentido tan humana y tan eterea al mismo tiempo. Fue un deleite. Yo tambien dure muchas clases llorando en savasana… sin ningun sonido, solo el estruendo de mi mebte. Gracias por compartir tus posturas mentales y no solo las buenas.

  • Reply Brenda Medina septiembre 19, 2015 at 7:36 pm

    Gracias por seguirme Minerva y por tomarte el tiempo de escribirme, a veces no es tan fácil expresarte por este medio, esta expuesto a mucho, trato de hablar de todo un poco pero lo que más espero es que también quienes me leen compartan también sus experiencias y poder apoyarnos, lo que trato por este medio es que las personas se acerquen o continúen con su practica para que la misma te lleve a ese cambio que la practica por si misma te va llevando! te mando un fuerte abrazo! 🙂

  • Reply Mayo septiembre 19, 2015 at 10:57 pm

    Este verano hice mi primer retiro de yoga. Durante la última clase me emocioné mucho. Aguanté el llanto hasta el savasana. No recuerdo la última vez que rompí a llorar de esa manera, con todo incluido: hipo, lagrimas, nariz…Se me encogía el pecho y no podía ni respirar. Justo cuando quise levantarme para no molestar, la profe se me puso encima empujándome suavemente los hombros hacía el suelo abriéndome el pecho. Literalmente sentía que estaba soltando. Esa famosa mochila de piedras que todos llevamos, libraba peso. Agradecía a todos los que me rodeaban, y a los que me animaron a ir al retiro, por ayudarme con mi mochila. Sentía físicamente ese alivio, además de emocional, llegaba a lo físico. Vuelvo a llorar al recordarlo. Ese llanto ha sido unas de las experiencias de crecimiento personal más importantes de mi vida y procuro tenerlo muy presente.

    • Reply Brenda Medina septiembre 21, 2015 at 5:29 am

      wow! las bondades del yoga! gracias por compartir tu experiencia! 🙂

    • Reply Brenda Medina septiembre 21, 2015 at 5:37 am

      Gracias Mayo, por compartir tu experiencia, la verdad es que ese momentos ayudan increíble!

  • Reply Joanna Silva septiembre 20, 2015 at 5:48 am

    Me encanta tu blog y es hermoso ir conociéndote, le doy gracias a Dios por tu vida y por ser tan dedicada en compartir tu riqueza, que bien podrías guardarla par ti o para sacar provecho de ello, sin embrago siempre te das.

    Eso de llorar en la práctica también me pasó, pude descubrir por qué no podía pararme de cabeza y fue como si se me permitiera volver sobre mi historia y darme cuenta de muchas cosas, gracias por compartir!!! Y de Vd que espero con ansia mi regreso a clases!! Si Dios me lo permite estaré ahí el próximo año 😊😍💖🙏

    Un abrazo fuerte!

    • Reply Brenda Medina septiembre 21, 2015 at 5:36 am

      Joanna! nada un gusto compartir lo que tanto me ha hecho bien , me da gusto ver lo mismo en los demás. yo también espero verte pronto tus babies están hermosos felicidades!!!!

  • Reply mily septiembre 20, 2015 at 3:02 pm

    Hola!

    Pense que nada más a mi me pasaba esto, era consiente que hay como una catarsis o como un tilo de limpieza interior…con esta publicación me queda más claro que el alma necesita desahogos y el momento para hacerlo es cuando eres más vulnerable.

    Lei tu comentario 《no tengas miedo parate de cabeza》y siempre he tenido la dida de pq no he podido hacerlo cuando fui capas de hacer posturas más dificiles. Que es ese miedo?…porque realmente me siento incapas de hacerlo. 🙁

    • Reply Brenda Medina septiembre 21, 2015 at 5:34 am

      Yo también, la verdad es que no pensé que hubiese tanta participación con este post, lo cual quiere decir que nos vamos comprendiendo a todos en algún momento nos pasa y es un buen alivio!, sobre el parado de cabeza no hay porque tener miedo, como siempre digo “del piso no pasas” 😉 intentarlo y caerte es la única manera de que le pierdas el miedo hay formas de caer hazte “bolita” y hecha una maroma si sientes que te vas a caer! y disfruta el proceso de lograrlo!

  • Reply Rose Díaz septiembre 21, 2015 at 3:17 am

    Hola Brenda, hoy leyéndote con tu explicación de llanto con ciertas posturas de yoga, me sorprendi porque a mi se me dió ese llanto inesperado al escuchar los maneras al correr. Me daba pena llorar, sólo sé que mi mente y mi corazón tras esos momentos, tuvieron una paz que necesitaba sin saberlo. Mil gracias por tus publicaciones, me agrada aprender de ti.

  • Reply IRMA AMELIA ENRIQUE CHAVEZ septiembre 21, 2015 at 3:23 pm

    HOLA BRENDA, ME IDENTIFICO PLENAMENTE EN VARIAS OCACIONES INTENTE EMPEZAR LA PRACTICA DE YOGA. Y ME GUSTARIA REALIZAR CON REGULARIDAD PORQUE TENGO MUCHOS PROBLEMAS DE HUESO.

  • Reply Roxana septiembre 21, 2015 at 6:43 pm

    Leí el encabezado y me llamo la atención de inmediato…pues me pasó varias veces, no sabía que me sucedía pero no me contenía y me dejaba llorar y luego volvía con una sensación de plenitud que me es imposible describir. La verdad no me molestaba para nada que me sucediera lo del llanto…le llame el “llanto feliz” pero tampoco entendía muy bien el por qué. Q bien saber que a otras personas también les sucede. Hoy por razones que no viene al caso explicar estoy alejada de la Yoga pero con ganas de volver a ella, sé que lo haré pronto. Saludos!

  • Reply perla pozos septiembre 21, 2015 at 6:50 pm

    Con enorme gusto, encontré tu página,
    muy interesante con muchas enseñanzas que nos
    hacen falta.

  • Reply Lili Rodriguez septiembre 21, 2015 at 8:28 pm

    Hola Brenda, por primera vez encontré a alguien que le hubiese pasado lo mismo…llorar en una clase de yoga.
    A mi me paso, en abril de este año, y fue en mi 3era. clase de yoga, nunca antes lo había practicado, tomé las clases porque venia de un periodo de 5 años de estar en un trabajo, que si bien me enseño mucho, me cargó de muchisimo estres, al extremo diria yo., y queria hacer algio que me relajara. Fue así que De repente al final de la clase la instructora nos pone un mantra “Ad Jured Name” de Snatam Kaur, y empecé a llorar, mis lagrimas no paraban, intentaba parar, pero no podía, era como si hubiesen abierto un grifo. Aún sigo haciendo yoga, a veces me desconecto un poco y vuelvo a retomar. Me ha servido de mucho el Yoga.

  • Reply Maria septiembre 22, 2015 at 1:35 am

    Que lindo post, muy identificada, a mi también me pasó cuando practicaba kundalini yoga, especialmente con “El eterno Sol” – y otro mantra que ahora no recuerdo. También me pasó que vi colores, especialmente el naranjo …también una imagen de mi padre, de mi novio …qué serán esas imágenes?? Cariños y un gusto leerte.

  • Reply Vhana septiembre 22, 2015 at 5:11 am

    Hoyyyy!!! Hoy me pusieron el mismo mantraaaa y ya no me pude aguantar mas, no queria hacer practica desde que fallecio mi abue porq sabia q pasaria, pero algun momento tenia que ceder y lo deje fluir. 🙁

    • Reply Brenda Medina septiembre 22, 2015 at 8:57 pm

      🙁 aprovecha mandale mucho amor!! seguro lo va a recibir!!!

  • Reply Ale Quirós septiembre 30, 2015 at 3:23 am

    Hola Brenda, hace poco compartí tu blog en mi página personal de Facebook y mucha gente me comento acerca de el! Realmente me gustó la forma en la que escribes y te abres acerca de tus experiencias con el yoga. Te quiero invitar a colaborar con algún escrito en nuestro blog!

    Visítanos en http://www.ayoguear.com o en Facebook
    http://www.facebook.com/ayoguear para que conozcas nuestra página y si te late estoy a tus ordenes en alejandra@ayoguear.com

    Namaste

  • Reply Ana octubre 8, 2015 at 10:21 pm

    Qué padre! Cuando quise empezar a hacer yoga por primera vez, probé en muchos lados hasta que llegué a una clase que me hizo llorar, llorar mientras no podía dejar de sonreír, para mi fue un momento muy especial y fue cuando decidí que ese era el lugar, la clase y la maestra para mí. Gracias Brenda por compartir 🙂

  • Reply Angie abril 6, 2016 at 10:43 pm

    Hola Brenda! Acudo a tu historia por segunda vez para agradecerte, hace unos días durante mi práctica de yoga lloré, y gracias a que ya había leído tu historia antes por pura casualidad no me contuve, supe que era algo que podría pasar, nunca me imaginé que pasaría, pero pasó, y lo dejé fluir. En ese momento sentí un poco de angustia porque sabía que tenía muchos sentimientos guardados y no los había podido liberar, pero a la vez me sentí agradecida y bendecida por haberlo hecho en ese instante, porque una vez más el yoga me demostró que sana, y sólo tengo que aceptarlo y vivir aquí y ahora. Muchas gracias por tu historia, sino hubiera recordado ésta historia en ese momento tal vez habría actuado de otra manera, y también comprendo que así es como tuvo que haber sido, después de ese día me he animado mucho más a practicar en el mismo lugar y con el mismo instructor.
    Bendiciones!

  • Reply Vero febrero 10, 2017 at 2:59 am

    Esto me pasó hoy … y me dio mucha pena no me gusta que me vean llorar , me sentí muy avergonzada , pero al mismo tiempo libre , voy llegando a casa me metí a bañar y sigo llorando … gracias por compartir tu blog … me aconsejas que siga tomando yoga

  • Leave a Reply