LIFESTYLE

Yoga, ego y redes sociales

mayo 16, 2017

Hoy en día todos nos movemos y comunicamos através de las redes sociales bien o mal hasta tu abuelita tiene Facebook y te comenta , lo cual me parece increíble.
Al principio que comencé a subir fotos haciendo alguna asana de yoga, era criticada, pues Yoga no es “exhibicionismo”, yoga “no es show off” , sólo enalteces el ego, según, mi idea principal no era el show off, mi idea era inspirar a que la gente practicara yoga y tener alguna imagen para que la gente fuera a mi shala “Casa Roble Yoga” pues pensaba si a mi no me gustó en un principio como puedo hacer que la gente se anime a practicar.

Y así fue y una cosa me llevo a la otra, Soy Lic. en Comunicaciones jamás había ejercido mi carrera pues estuve por años enfocada al ballet pero al menos tenía idea que de la vista nace el amor y así podía ser una forma de comunicar, aparte el ballet me daba ese ojo estético para buscar el lado bonito que para mi gusto el yoga NO era algo realmente bonito, “bonito el ballet no estas posiciones que hacen parecer que estas exorcizado” (pensaba), me quedaba claro que la belleza en el yoga venía de todo lo que ocurría dentro de ti, después me empecé a interesar muchísimo en la fotografía, así que logré crear una mezcla de todas las cosas que me gustaban.

Las redes cambian y evolucionan, hoy en día se trata de compartir todo, el “know how”, el “show off” para inspirar, motivar, entretener y hasta enseñar, hoy en día hasta el comercio más pequeño esta en redes disponible, pues es una gran herramienta para “vender” o estar mostrando de lo que vives, sea lo que sea hasta imágenes religiosas.

Con el tiempo empecé a darme cuenta que agarraban mis imágenes y las usaban para uso comercial, quitaban mi logo y ponían el suyo para vender Teacher Trainings, Camisetas, clases de pilates o utilizarlas en su blog para dar información y vender programas en línea. Sinceramente no entendía mucho de como funcionaba los derechos de autor en una imagen, texto, frase, video u audio. Lamentablemente es difícil controlar esto, en algún momento llegué a escribir a quienes lo hacían y terminaban sientiendose ofendidos y diciéndome que era una ególatra e incoherente, pero una cosa no tiene nada que ver con la otra, el practicar yoga no quiere decir que busque vivir de la meditación como los shadus en India, ni pretendo ser gurú ni mucho menos estar iluminada, sólo busco sentirme bien  y  (como la mayoría de todos los que practicamos). Per las cosas son tan complejas que resulta ser muy sencillo el uso de derechos de autor en las redes.

¿Recuerdas cuando estabas en secundaría? que te mandaban hacer un trabajo sobre investigación, o análisis y te decían NO TRANSCRIBAS el contenido que vayas a poner, si vas a transcribir un texto TIENES que ponerla entre comillas y poner de que bibliografía lo sacaste. ¿porque? porque simplemente no es tu idea, ni tu investigación, ni tu trabajo, pero es una información que esta disponible para aprender o hacer uso de ella SIEMPRE Y CUANDO pongas la bibliografía (nombre del autor y el libro de donde lo sacaste). Así de simple y sencillo funciona en las redes, sólo imagina un poquito…

Imaginate que tu eres muy bueno haciendo galletas, y decides emprender un negocio vendiendo tus galletas sobre pedido, y como “de la vista nace el amor” entonces decides contratar a un fotógrafo para que tus galletas deliciosas se vean deliciosas, le pagaste $2000, $5000 pesos o lo que sea pero le invertiste TIEMPO, TRABAJO en elaborarlas para que quedaran bonitas para la foto, en INVERSIÓN para comprar los ingredientes, en tiempo de experiencia o hasta tomaste un curso de repostería en París.
Las publicas y tus ventas suben, y derrepente ves que alguien utiliza esa foto en la cual invertiste no sólo dinero y alguien en un minuto agarra tu foto le pone su logo o simplemente la usa para vender productos de cocina internacional.

Eso es el común denominador de lo que sucede no solo a mi, a todo aquel que comparte algo de lo que crea, haga o diga, toda la información que hoy en día encuentras en las redes sociales y que están disponibles para ti tiene un dueño, puedes compartirla y aprender de ella, pero no te pertenece.
Y no, el hecho de que este disponible para ti gratis no te da derecho a hacer uso de ella más que para aprender, reír, entretenerte y compartirla si te gusta y lo menos que puedes hacer es apoyar al creador pues todos tenemos derecho a que el trabajo sea valorado y acreditado independientemente del giro del negocio.

¿Como es una acreditación correcta de un trabajo ajeno según Austin Kleon en su libro “Aprende a promocionar tu trabajo”?

Incrustar el hipervínculo o enlace que te lleve a la página del creador, reconocer la autoría de un trabajo sin incluir el vínculo es prácticamente inútil (el 99% de la gente no se va a molestar en buscar el nombre del autor) ¿Y si no encuentras la fuente? “No lo compartas” dice . Sinceramente no te cuesta nada de trabajo y se vuelve una cadena orgánica 😀

Así que la próxima vez … como dice Kleon “Cuando compartas el trabajo de otros, trátalo como si fuera tuyo, con respeto y cuidado”.

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Valentina Pasillas Delgado mayo 16, 2017 at 11:19 pm

    excelente

  • Reply giselle cisneros mayo 17, 2017 at 4:58 pm

    🙂 circulo virtuoso suele decir una amiga! gracias!

  • Leave a Reply